,

División de Honor: El Juvenil A saca un punto de oro

Vía Pobla FM

Empate en Ganapanes que permite al Adarve continuar fuera de los puestos de descenso, y al Diocesano virtualmente salvado. Un doblete de Nacho en la primera mitad no fue suficiente para los goles de Jesús y Vadillo en la segunda.

 

El llamamiento por redes sociales hizo su efecto. El ambiente en el Vereda de Ganapanes era digno de admirar para cualquier club de barrio. Los equipos femeninos fueron homenajeados y la afición no falló. La única pega que se podría poner era el aspecto meteorológico.

Ya centrados en el partido, se notaba qué equipo se jugaba más. Empezó mucho más fuerte e intenso el conjunto local, mientras que los que hoy vestían de blanco parecían no haber despertado. Incluso en el primer minuto de juego el Adarve tuvo un remate de Dani que no logró superar a Gonzalo por alto.

Por raro que parezca en este campo, pronto llegarían los goles. El primero tuvo origen en uno de los peligrosos saques de banda de Lucas. El balón fue peinado en el área y Nacho llegó al segundo palo para rematar a placer.

Y fue el mismo jugador quien a los dos minutos del primero, lograse el segundo. Tras librarse de varios defensores, aprovechó un bote del balón para pegar un zapatazo a la escuadra izquierda. De los mejores goles que se han visto esta temporada en ese campo en esta categoría. 2-0 en el minuto 15.

Los lobos seguirían arriba con más ocasiones de Roldán y de Dani, mientras que el Dioce parecía no haberse presentado en el campo. Quizá el motivo fue que su jugador estrella y uno de los más conocidos de la categoría, Pablo Margallo, no jugara su mejor partido. Y uno de los motivos de su juego no tan deslumbrante fue culpa de todos y cada uno de los jugadores del Adarve, que no le dejaban recibir en condiciones.

El partido se enfrió en el minuto 28 y se mantuvo parecido hasta el final. Un choque entre el portero Luis y el central García provocó que el partido estuviera seis minutos sin jugarse. Fue en el 42’ cuando Margallo probó suerte desde fuera del área pero se fue a la derecha de la portería. Primera ocasión con cierto peligro de los cacereños. Al descanso, 2-0.

 

Sin embargo, la segunda parte comenzó con los papeles intercambiados. Fueron los visitantes quienes a los 20 segundos de este segundo tiempo afilaron los dientes, de nuevo con un tiro del capitán montanchego que se fue alto.

Sin embargo, no sería él quien lograra el primer gol. Un saque de banda colgado al área que, tras unos rechaces, Jesús pudo rematar fue el gol de la esperanza de los visitantes.

Y lo que parecía que iba a ser un bonito partido durante todo el encuentro restante no lo fue. Solo los últimos minutos lo fueron. En ese período de 35 minutos solo cabe destacar un gol anulado a Iván por claro fuera de juego y un tiro de Margallo para el Diocesano, y otro de Gómez para el Adarve.

Vadillo, que había entrado en ese periodo, avisó en el 88 con un remate de cabeza en el segundo palo que se fue a la derecha de la portería de Luis. Pero a la segunda no lo desaprovechó. Remató un córner en el segundo palo que volvió loco al público visitante. Había logrado la gesta en el añadido

El Adarve, lleno de rabia, se fue a por el gol de la victoria. Y fue gracias a Alex, defensa de los visitantes, que no lo consiguieran, pues evitó el tercero bajo los palos. Así pues, finalizó el encuentro con un empate a dos tantos que deja diferentes sabores a uno y a otro equipo.

Por último, desear una pronta recuperación a García, que acabó en el hospital por el desafortunado choque con su portero.