Vía Pobla FM:
http://poblafm.com/dh5/un-empate-con-goles-a-tutiplen

Fotogalería:
http://poblafm.com/dh5/fotogaleria-leganes-3-3-cd-diocesano

La Instalación Deportiva Butarque ha acogido, en la cuarta jornada de Liga, el enfrentamiento entre el Leganés y el Diocesano. Ha sido un partido con una relación inversamente proporcional entre los goles anotados y el ritmo de juego,a medida que el primer factor aumentaba, el segundo disminuía. Pese a ello, ambos conjuntos pueden estar orgullosos del punto que suman a la clasificación y de los tres goles que sus jugadores han logrado meter.

El primer tiempo fue bastante intenso, cuarenta y cinco minutos en los que ambos equipos contaron con varias oportunidades de castigar a sus rivales. Los locales realizaron muy buenos movimientos, rápidos y con gracia, con los que se acercaban al área de los cacereños. Sin embargo, el Diocesano tenía mucha facilidad para robarles el balon y evitar que se produjeran situaciones de peligro. Pese a ello, ambos equipos tuvieron los goles que tanto merecían. Simón fue quien metió el primero, poniendo el 1-0 en el marcador, pero los visitantes no iban a ser menos y, en menos de quince minutos, Iván y Gabriel hicieron, con sus dos goles, que su equipo se pusiera por delante.

A la vuelta del descanso, ambos equipos volvieron sin cambios en sus alineaciones, pero tampoco en su mentalidad de juego. En esta segunda parte, fue Iker quien “reabrió” el marcador tras tirar una falta. Su compañero, Aymane, logró poco después el 3-2, anotando el último gol de los pepineros y haciendo que estos estuvieran por encim; al menos durante un rato. Los cacereños tuvieron una clarísima oportunidad cuando se expulsó, con tarjeta roja por la realización de una falta dentro del área, a Bryan. Iván fue quien tiró el penalti, pero Alfonso, el portero del Leganés, despejó rapidamente el balón, impidiendo que este tocara la red. Sin embargo, el Diocesano no tenía en sus planes perder el partido ni Iván quedarse con el mal sabor de boca del fallido penalti, por lo que con un disparo certero logró el empate definitivo; tres goles para cada equipo. Como he mencionado anteriormente, cuantos más tantos anotaban, menos ritmo tenía el partido, así que las jugadas a balón parado fueron las más características del final de la segunda parte, la cual fue mucho más lenta que la anterior.

En definitiva, ha sido un enfrentamiento en el que ambos conjuntos, madrileños y cacereños, han demostrado que su presencia es cada vez más fuerte y no van a agachar la cabeza ante nadie, sino que van a pelear por lograr el máximo posible, aunque en este caso haya sido un punto para cada equipo. Por último, cabe recordar que el próximo partido del Leganés será contra el Real Madrid, mientras que el Diocesano se enfrentará, en casa, al eterno rival de los pepineros; el Getafe.